Hoy es 25 de Febrero de 2021         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  El Norte de Castilla
 
Fecha de Publicación: 23/04/2015

  Enviar a un amigo


                              

 

170 caminantes recorren la ruta ‘Del sepulcro a la cuna’

   
 

Este camino, que se desarrolla a lo largo de 117 kilómetros, revive los pasos de Santa Teresa

La figura de Santa Teresa de Jesús siempre ha tenido un gran número de seguidores, de personas que la admiran por su misticismo, por su obra o por su papel en la historia.
Sin embargo, en este año en el que se conmemora el V Centenario de su nacimiento, los actos que se organizan con este motivo agrupan a un número de personas aún mayor que el habitual.
Es el caso de la ruta ‘Del sepulcro a la cuna’ una iniciativa que arrancó ayer y que hasta el próximo día 26 recorrerá varias localidades de las provincias de Salamanca y Ávila, pasando por aquellos lugares que fueron importantes para la vida y la obra de la Santa.
Esta ruta ya se había hecho a la inversa, de la cuna al sepulcro, es decir, de Ávila a Alba de Tormes, en el verano del 2014. Desde ayer, los peregrinos que han querido vivir esta experiencia revivirán los pasos de la Santa, desde el lugar donde reposan sus restos, hasta aquel donde nació.
Un total de 117 kilómetros de recorrido que se animaron a iniciar alrededor de 170 caminantes (la ruta se puede hacer completa o solo algunos tramos, previa inscripción, por lo que no se descarta que la completen más personas) que recibieron una bendición en el convento de la Anunciación.
Tras ver el sepulcro de la Santa y reflexionar ante él, los peregrinos iniciaron una marcha que, en la jornada de ayer, les llevó hasta Peñaranda de Bracamonte, primer destino de esta ruta.

Misticismo y naturaleza
Este camino que recorre los pasos de la santa, según explicó la alcaldesa de Alba de Tormes, Concepción Miguélez, a Ical, «aúna el misticismo y la espiritualidad con la naturaleza», por lo que son muchos los peregrinos que lo realizan «para encontrarse a si mismos, a la vez que conocen más de cerca una figura universal como es la de santa Teresa».
El itinerario se desarrolla entre bellos paisajes de ambas provincias y ayer concretamente fue bordeando la orilla del río, pasando por dehesas y campos. Además, durante la ruta ‘Del sepulcro a la cuna’ se pasa por distintas poblaciones que cuentan con pequeños tesoros arquitectónicos en forma de iglesias y conventos que, con el paso del tiempo y por su ubicación fuera de las rutas habituales, pasan desapercibidos y están olvidados. Así pues, tal y como señaló Miguélez, la ruta tiene también un interés turístico «más allá del religioso».

Diversidad
Para ver la importancia que tiene esta ruta no hace falta más que echar un vistazo a la gente que participa en ella, peregrinos llegados en su mayoría de Salamanca o Ávila por cercanía, que se juntan con otros llegados desde otros rincones del país, tanto del norte como del sur.
Algunos de ellos participaron ya en la ruta inversa, de la cuna al sepulcro, y repiten en esta, como reto, porque les gustó o porque son devotos de la santa, entre otros motivos.
Otros sin embargo, nunca habían recorrido este trazado, estando en la lista de pendientes para algunos y siendo fruto de la casualidad para otros, que se enteraron a través de la red de Internet de la existencia de este evento, al que decidieron acudir solos o acompañados de familiares o amigos, creando nuevos amigos con cada paso que dan y es que, si algo saben los peregrinos, es que cada persona con la que comparte el camino acaba convirtiéndose en parte de uno mismo.
La primera etapa, la más larga de todas con 32 kilómetros, finalizó en la localidad de Peñaranda de Bracamonte a donde llegaron sobre media tarde.
Tras descansar un poco, se dirigieron al convento de las Madres Carmelitas para asistir a una eucaristía. Rodeados de las obras de arte que, en honor a la santa, reunió el conde don Gaspar de Bracamonte en el siglo XVI, los participantes en esta ruta comentaron la dureza de la primera etapa.
Y es que algunos tuvieron que terminarla en el coche escoba por no poder más, mientras que otros, más acostumbrados, aguantaron sin problemas.
Aunque fueron unos 170 los que salieron de la villa ducal, no todos seguirán mañana -y probablemente se les unirá alguien nuevo- y es que, al ser una ruta por etapas, varias personas decidieron participar sólo en la primera y, al llegar a Peñaranda, partieron de nuevo hacia Alba de Tormes.
En peñaranda, tras la misa y una rápida visita al convento, llegó el turno de la cena. Algunos de los participantes se animaron a conocer ya entrada la noche otra de las joyas del patrimonio peñarandino, el teatro Calderón.
Hoy, la ruta continuará hasta Narros del castillo, de modo que los peregrinos, a lo largo de 22,8 kilómetros, tendrán oportunidad de conocer localidades como Mancera de Abajo o el convento de Duruelo.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com