Hoy es 11 de Agosto de 2020         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  El Norte de Castilla
 
Fecha de Publicación: 23/01/2015

  Enviar a un amigo


                              

 

El Papa Francisco rechaza visitar Ávila y Alba de Tormes durante el V Centenario

   
 

La falta de acuerdo en la fecha y las citas electorales, algunas de las claves de la decisión

Era solo una posibilidad, aunque siempre se dio por casi segura. La presencia del Papa Francisco en España con motivo de la celebración del V Centenario del nacimiento de Santa teresa de Jesús, y su paso por Ávila y Alba de Tormes, ha sido una opción presente permanentemente en las conversaciones sobre la efeméride desde hace meses. Hasta ayer. Un comunicado hecho público por la conferencia episcopal Española quebraba de golpe todas las opciones: “no está prevista la visita del Papa Francisco a España durante 2015”.

El comunicado oficial señalaba que la Secretaría de Estado del Vaticano había explicado al presidente de la conferencia Episcopal, el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, que el Papa ha planificado para este año sus viajes “siguiendo su propósito de acercarse a las periferias geográficas y existenciales”, incluyendo visitas a Estados Unidos, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Uganda o la República Centroafricana.

España queda fuera, por el momento, de los planes del pontífice. Sin embargo, la visita de Francisco este año a las dos principales localidades teresianas, Ávila y Alba de Tormes, no era ni mucho menos una especulación sin base. No lo era especialmente desde el regreso del viaje a corea. En el avión, en su habitual encuentro con los medios de comunicación, Francisco reconoció que “sería posible” realizar un viaje a España que incluyera “visitar Ávila y Alba de Tormes y regresar a Roma por la tarde. Es posible, pero no digo más porque no está decidido”, señalaba entonces el Pontífice.

¿Qué ha pasado para que el Papa finalmente no haya encontrado un momento adecuado para responder a las numerosas invitaciones realizadas para visitar España en el marco del centenario teresiano?

Las fuentes consultadas señalan que el Papa “ha tomado una decisión seguramente dolorosa para él” por una suma de factores. En primer lugar, 2015 es un año marcadamente electoral en España. Los ciudadanos están llamados a las urnas en mayo en los comicios municipales y autonómicos y, seguramente, la fecha de las elecciones generales ocupe totalmente la agenda política durante el verano.

“Había que hilar muy fino para evitar interpretaciones o instrumentalizaciones interesadas de la visita”, se señala desde algunas de las instituciones que han mantenido un contacto directo durante este tiempo con la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

La carta de la Santa Sede habría llegado a la Conferencia Episcopal al menos hace siete días

Pero si de fechas se trata, sin duda uno de los graves problemas para la visita papal ha sido que no se ha producido una esperable unanimidad de posturas por parte de los actores españoles en torno al momento considerado más propicio.

Sin duda, en la decisión final de Francisco ha pesado el hecho de que no se haya formado una suficiente fuerza institucional en torno a la fecha que, según todos los indicios, él consideraba más adecuada y que no era otra que el 28 de marzo, día del nacimiento de Santa Teresa de Jesús.

Algunas de las fuentes consultadas, consideran que “si se hubiera palpado desde Roma una unanimidad que respaldara esa idea de Francisco de llevar a cabo en una fecha emblemática un viaje rápido y sencillo con esas paradas en Ávila y Alba de Tormes, las opciones de que el Papa hubiera viajado a España hubieran sido mucho mayores”.

Sin embargo, las posiciones de algunos miembros de la Iglesia española, defendiendo la conveniencia de que el viaje se llevara a cabo en verano y asociado a algunos de los actos de cariz más multitudinario del centenario parece que han acabado por convencer al Papa de que lo mejor era posponer por el momento la visita a España.

Una decisión que pilló desprevenidos a los obispos, pero no ayer. Según coinciden en señalar carias fuentes, la carta de la Santa Sede habría llegado a la Conferencia Episcopal al menos hace siete días. Sin embargo, la Iglesia decidió dejar enfriar la noticia para evitar que no interfiriera en otros asuntos relevantes en los que se está trabajando.

Carlos Amigo Arzobispo emérito de Sevilla
“Soy consciente de la decepción, pero su presencia es necesaria en otro países”

El arzobispo emérito de Sevilla, el cardenal Carlos Amigo, aseguró ayer que es consciente de la “decepción” por el anuncio del papa Francisco de no visitar España este año ya que su presencia era muy esperada, en especial en Castilla y León con motivo de la celebración del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa. Amigo, que se encontraba en Valladolid para dar una conferencia sobre Bergoglio, justificó la decisión al apuntar que su presencia es más necesaria en otros países de Asia, África y América que viven situaciones de pobreza y marginación, según Ical.

Miguel Ángel García Nieto Alcalde de Ávila
Un “jarro de agua fría• a “muchas esperanzas fundadas”

Como un “jarro de agua fría” recibió el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, la noticia de que el Papa no visitará en 2015 España. El regidor dejó claro que Ávila se seguirá trabajando “con mucha ilusión” en el programa del V Centenario. García Nieto dejó “la puerta abierta” a una visita en años posteriores, y señaló que le gustaría que, “cuando decida venir a España, se acuerde que aquí ha habido una ciudad con muchas esperanzas puestas y los brazos abiertos para poderle recibir con mucho cariño, como estaban esperando los abulenses”, según la información de Pablo Garcinuño.

Concepción Miguélez Alcaldesa de Alba
“Estoy triste, pero confío en que venga a visitar el sepulcro de la Santa en otro momento”

La alcaldesa de Alba de Tormes, Concepción Miguélez, reconoció estar “triste” por la renuncia del Papa a visitar España en 2015, y con ello la localidad salmantina en la que descansa el cuerpo de Santa Teresa, pero confía en que el Pontífice lo pueda hacer “en otro momento”, según informa Europa Press. Miguélez insistió en el respeto a la decisión tomada desde el Vaticano, y mostró su deseo de que el Papa cumpla con este viaje en años venideros y conozca ‘in situ’ el sepulcro de la Santa, que fundó en Alba su octavo convento y murió en sus tierras el 4 de octubre de 1582.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com