Hoy es 19 de Octubre de 2019         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  La Gaceta
 
Fecha de Publicación: 28/10/2014

  Enviar a un amigo


                              

 

La Basílica será la sede de la muestra ‘Las Edades del Hombre’ en 2015

   
 

La elección permitirá abrir un espacio inédito para el público, cuya primera piedra se colocó el 1 de mayo de 1898

Las últimas obras permitieron techar el presbiterio


Mil metros cuadrados de espacio expositivo en la zona techada del presbiterio de la Basílica serán los que acogerán la sede de la muestra Las Edades del Hombre dedicada a Santa Teresa que se podrá contemplar, el año que viene, en la villa ducal que compartirá con Ávila esta prestigiosa exposición de arte religioso, según confirmó Florentino Gutiérrez, vicario de la Diócesis.
Esta edición extraordinaria será uno de los acontecimientos principales de las actuaciones programadas para conmemorar el V Centenario del nacimiento de la Santa, aunque todavía no tiene fechas confirmadas ni lema oficial. Será la vigésima exposición de este tipo y la segunda que tendrá lugar en Salamanca, que ya acogió en 1993 en las catedrales de la capital la muestra “El contrapunto y su morada”. Hasta ahora, y tras las obras para realizar el cerramiento del ábside del templo que concluyeron en julio de 2009, el lugar ha permanecido cerrado al público y sin uso.
“Es el mejor sitio para la exposición”, aseguró Florentino Gutiérrez: “Mucha gente no lo conoce y así lograremos que lo puedan ver. Será un gran escaparate para Alba de Tormes”. Además el vicario aseguró: “Tras las Edades veremos qué pasa después y si se puede dar un nuevo empujón a la obra”.
El recinto, que no está consagrado, permanece diáfano y cuenta con luz natural gracias a los ventanales colocados a casi quince metros de altura. Todavía más alto está colocado el espectacular artesonado de madera que corona el espacio y que está sustentado por columnas realizadas con un zócalo de piedra de Martinamor forrado por piedras de Villamayor que los canteros tallaron ‘in situ’. Por ahora tan sólo se puede utilizar un 30% del espacio total del templo que cuenta con más de tres mil metros cuadrados disponibles de los que tan sólo mil están techados. Las últimas fases de la obra que han supuesto la reforma del proyecto arquitectónico original del siglo XIX de Repullés son un diseño del prestigioso arquitecto salmantino Ricardo Pérez Rodríguez-Navas que se encargó de actualizarlo.
Por otra parte, Béjar también ha mostrado su interés por acoger la muestra en próximas ediciones.

LOS DETALLES

Obras
Las últimas obras ejecutadas en la Basílica de Santa Teresa se reanudaron en enero del 2008 y se prolongaron hasta bien entrado el verano de 2009 con una ambiciosa intervención que comenzó por la instalación de 300 metros cuadrados de andamiaje circundando el ábside del templo. Los trabajos consistieron en levantar las columnas des presbiterio para llegar a la altura de los arcos y construir una gran viga de hormigón. Además se limpiaron las bases de los antiguos pilares. Esta fase supuso una inversión de un millón de euros.

Bóveda y artesonado
La bóveda y el espectacular artesonado de madera del edificio se colocaron en mayo de 2009 cubriendo la bóveda de cañón del templo. Los cuatro arcos que conforman el crucero de la basílica son la principal novedad con respecto al proyecto inicial de obra que se había previsto desarrollar. Sobre ellos se asienta la cúpula que remata la basílica. Tras terminar la cabecera y el presbiterio se cubrió el tejado con cobre.

Inversión
El presupuesto inicial con el que se contaba para las obras era de poco más de un millón de euros, que consiguió ‘crecer’ hasta 1,3 millones. Este suplemento del 30% a las cantidades iniciales se logró gracias a una subvención de 200.000 euros entregados por el Cabildo de la Catedral de Salamanca que se comprometió a entregar una cantidad similar anualmente, coincidiendo con las fiestas de Santa Teresa, hasta la conclusión de la obra.

Parón por la crisis
La irrupción de la crisis económica obligó a parar las obras de la Basílica en julio de 2009 ante la falta de ingresos para continuar con ellas. En aquel momento se calculaba en más de 4,3 millones de euros el importe necesario para poder acabar el templo, con los cerramientos del crucero y la nave central que son los que permanecen sin techar en la actualidad. Las últimas mejoras que se han realizado en el templo y en su entorno incluyen una amplia escalera que permite habilitar dos accesos independientes al templo; uno para la zona del presbiterio cubierto y la que supondrá una entrada independiente para la zona que sigue sin tejado y las capillas laterales.

Ciento dieciséis años de una obra inacabada

La I Guerra Mundial y la llegada de la II República determinaron los parones en la inversión para ejecutar el templo

Cien metros de largo por setenta de ancho son las cifras reales de la mastodóntica obra de la Basílica que se pueden ver hoy en día. Es el edificio más grande de la villa ducal y recibe a los viajeros que cruzan el Tormes desde la capital. Los 92 metros de altura que se habían propuesto para las dos torres que diseñó Repullés en su proyecto arquitectónico de estilo neogótico y que debían verse desde Salamanca nunca se llegaron a construir salvo en la maqueta que Jerónimo Cotobal ‘Mito’ realizó entre 1952 y 2959. Su obra de madera llegó a recibir el nombre de “una oración de madera”, consta de 40.000 piezas y se puede ver actualmente en el museo Padre Belda.
Los avatares históricos por los que ha pasado la construcción arrancaron con una complicada fase de expropiaciones tras las que el 1 de mayo de 1898 comenzaron las obras que se acometieron a gran ritmo en los primeros años retardándose después entre 1904 y 1912. Después de 20 años y coincidiendo con la I Guerra Mundial se paran las obras como consecuencia del ambiente creado y de la falta de medios económicos para sacar adelante el templo. El parón definitivo llegó en 1933 con la II República. En 1963 Monseñor Barbado cede la Basílica a la Orden del Carmelo Descalzo para su terminación. Casi dos décadas después, en 1981, al finalizar la ceremonia de inauguración del IV Centenario Teresiano, la Diócesis de Salamanca, recibió los documentos de retrocesión de la Basílica de manos del Padre General de los Carmelitas, traídos desde Roma.

El Apostolado, pieza clave de la muestra
El Apostolado del siglo XII realizado en piedra arenisca y que se puede ver en la iglesia románico-mudéjar de San Juan será una de las piezas clave de Las Edades del Hombre. La pieza incluye trece esculturas policromadas que ya han estado presentes en dos ocasiones en la muestra, las que se celebraron respectivamente en la catedral de Valladolid (1988) y “Flandes y Castilla-León” en la catedral de Amberes (Bélgica) en 1995.

Juan Pablo II en la puerta de entrada. Una estatua de bronce del Papa Juan Pablo II preside la entrada principal de la Basílica por la que accederán al recinto techado los visitantes de la muestra. El arco bajo el que pasarán fue el último en completarse en las obras que concluyeron en 2009.

Capillas en los laterales de la nace central. Hasta ocho capillas cubiertas, que se realizaron entre 1929 y 1982, se ubican en los laterales de la nave central. Los vándalos habían arrasado las vidrieras que las decoraban que fueron reparadas en 2009 y protegidas con cristal antibalas.

Un ‘Pantocrátor’ en una vidriera donada. La última pieza artística en sumarse al puzle de la basílica fue una vidriera redonda que representa un ‘Pantocrátor’ En una figura completa y entronizada. Su forma es única en todo el complejo religioso que la recibió como donación.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com