Hoy es 11 de Agosto de 2020         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  La Gaceta
 
Fecha de Publicación: 16/05/2010

  Enviar a un amigo


                              

 

La guerra del recorte inútil

   
 

Primeras grandes rebajas de mayo en la historia de España. Se ha abierto la carrera del recorte con el 'zapaterazo' del miércoles y no hay institución pública que no se plantee en estos días un mordisco al sueldo de los políticos. Tras ZP, Herrera y sus consejeros han anunciado un apretón de sus cinturones salariales, al igual que harán en Salamanca los concejales de Villamayor, Peñaranda, Alba de Tormes y Béjar por orden de sus alcaldes; otros mandatarios, como los responsables de la Diputación y el Ayuntamiento, permanecen agazapados por si libran la nómina.

En este contexto de ansiedad general, hay colectivos como el consejo de administración de Caja de Ávila que dan un paso al frente con la renuncia a parte de sus emolumentos, y otros como los consejeros de Caja Duero, que tienen el descaro de multiplicar el cobro de dietas en medio de la tremenda crisis financiera y a sólo un paso de firmar la liquidación de 130 años de historia. En Caja España tampoco se dan por enterados de la crisis: acaban de aprobar una paga 'graciosa' de una media de 500 euros a sus 3.000 empleados, a pesar de que, por supuesto, no han cumplido objetivos.

La sensibilidad de los españoles con el derroche ha reventado como una ampolla de pus. Hace unos meses podíamos criticar como una gracia el hecho de que el Senado presupuestara un dineral para traducir las intervenciones de los mandatarios catalanes, vascos o gallegos: ahora esos millones de euros arrojados al pozo de la incomprensión como peaje pagado por Zapatero a sus sostenes nacionalistas, nos ponen en pie de guerra.

Al presidente del Gobierno los salmantinos a los que acaba de empobrecer (nueve de cada diez familias de la provincia sufren el 'recortazo', según el PP) le han aguantado durante seis años todo tipo de veleidades, entre ellas el mantenimiento de 650 asesores monclovitas que nos salen por un riñón. Ahora están autorizados para exigirle que los despida en bloque. Al fin y al cabo, le basta con Obama, el único cuyos consejos/amenazas atiende Zapatero.

Por eso estamos esperando a que Barak descuelgue el teléfono de nuevo y le obligue a rematar la jugada. Porque este presidente nuestro no escucha la voz de las Bolsas y de los mercados internacionales, que claramente le están diciendo que debe acometer reformas estructurales de calado: en el mercado laboral y en la Administración. Y en España suben de tono las voces exigiendo medidas complementarias al control del déficit, y de manera especial, claman por iniciativas a favor de la creación de empleo, el freno al desmadre autonómico, la supresión de tanta subvención inútil y una revisión global de una política, su política, que nos ha convertido en pieza clave de la nueva bomba de relojería que amenaza a la Unión Europea.

Existe un temible agujero negro en mitad del camino hacia la recuperación, pero podemos asegurar que lo verá antes Steve Wonder que Zapatero. Esa sima en la que puede caer la economía consiste en la espiral maldita de la deflación y el hundimiento del PIB. Con el tijeretazo, el Gobierno provocará un menor consumo, menos producción, bajada de precios, desconfianza de los mercados, menos ingresos por impuestos, más déficit, más desconfianza, menos consumo… Lo ven todos, menos él.

Para esas 66.000 familias salmantinas castigadas por el 'zapaterazo' lo peor no es que se le pida un esfuerzo añadido: lo más grave es la sospecha de que tanto sudor y tantas lágrimas no sirvan más que para aplazar el derrumbe.

Por eso está plenamente justificado el rechazo mayoritario, aplastante, de los salmantinos a la política de un presidente predestinado a pasar a la historia como el gran forjador de nuestra ruina. Ya era demasiado tarde para el primer arranque de austeridad, y ahora no queda ni un minuto que perder en la aplicación de las reformas esenciales. La cosa urge pero a este presidente le encanta perder el tiempo con memorias y alianzas, con garzones y aídos, y no despertará si la oposición no le saca de la siesta a golpe de moción.

Falta por ver si el PP de Rajoy toma conciencia del momento crucial que atraviesa España y actúa, o se deja llevar por el cálculo electoral de quien espera en la calle el paso de un cadáver maloliente sobre el túmulo de un país sin remedio.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com