Hoy es 20 de Octubre de 2020         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  Tribuna de Salamanca
 
Fecha de Publicación: 11/04/2010

  Enviar a un amigo


                              

 

Al dulce HORNAZO

   
 

Pastelerías la Madrileña elabora tanto el producto tradicional de la marca de garantía como el bollo cubierto de azúcar.

Hablar de hornazo en Alba de Tormes es hacerlo de Pastelerías “La Madrileña”, es hablar sobre un negocio familiar que nace en el año 1936 y que actualmente cuenta con un reconocido prestigio por la calidad y variedad de sus productos.

El prestigio de esta pastelería ha sido reconocido no solo por sus clientes sino también en diversos foros gastronómicos y de alimentación. Así en 1982 recibieron la medalla de oro en la Feria de Alimentación de Barcelona por la reproducción de un cocido natural con todos sus ingredientes -garbanzos, tocino, carne, chorizo, patata – todo ello confeccionado con mazapán y pintado con diferentes colores.

Durante estos días, la elaboración del hornazo en sus dos vertientes, el tradicional de Salamanca y el dulce de Alba de Tormes, centra la actividad en el obrador, donde no dejan de entrar ingredientes y salir hornazos listos para su distribución en alguna de sus cuatro pastelerías, de las que dos de ellas se encuentran en la capital charra.

Un proceso de elaboración completamente manual supervisado por los hermanos Hernández, Tobías y Marcos, que desde muy pequeños han vivido y conocido de cerca el sabor del verdadero hornazo de Salamanca.

Ocho trabajadores realizan un proceso que comienza con el estiramiento de la masa, que será la base del hornazo para su posterior corte dependiendo del tamaño final del producto. A continuación se rellena de lomo adobado, jamón y chorizo que posteriormente se tapa con otra capa de masa a la que se le añade una malla de masa romboidal a la que se embadurna con huevo antes de pasar por el horno, donde permanecerá un tiempo determinado dependiendo de su tamaño y adquirirá su característico color dorado.

En total, la Madrileña puede producir en estos días previos al lunes de aguas aproximadamente unos 6.000 hornazos, con un peso comprendido entre los 750 gramos y los tres kilos y medio. En los días previos a la celebración del lunes de aguas, estos magos de la repostería y la pastelería pueden llegar a manejar entre 2.000 y 3.000 kilogramos de masa y embutido.

Especialidad
Una de las especialidades de esta confitería albense es la elaboración casi centenaria del hornazo dulce, muy degustado por los vecinos de Alba de Tormes y la comarca, que cuenta cada vez con una mayor aceptación en la capital charra.

A diferencia del hornazo tradicional, la masa del hornazo dulce es de bollería y en lugar de ir bañada en huevo lo hace en azúcar. En esta ocasión, el producto puede ir relleno de jamón, lomo y chorizo al estilo tradicional o membrillo, chocolate y crema, estos últimos de gran tradición y elaboración propia en muchos hogares de la villa.

Hornazo de Salamanca, marca de garantía

Los hornazos tradicionales de la pastelería albense circulan amparados por una etiqueta numerada garantizando que forma parte de la marca “Hornazo de Salamanca” y su obrador tiene implantado un sistema de calidad, supervisado periódicamente por los servicios técnicos de la Asociación. Además, esa etiqueta incluye la fecha hasta la cual se puede disfrutar del hornazo con las cualidades sensoriales intactas. Los objetivos de la marca salmantina es proteger el hornazo tradicional de Salamanca.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com