Hoy es 12 de Julio de 2020         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  Tribuna de Salamanca
 
Fecha de Publicación: 22/03/2006

  Enviar a un amigo


                              

 

TOROS. REPORTAJE HISTÓRICO
“Baratero”, el toro que encumbró a Victorino

   
 

Madrid > Se lidió en Las Ventas, hizo figura a su ganadero y con él resurgió Andrés Vázquez, que estaba en un momento bajo
Durante los últimos días, en los ambientes taurinos locales se ha hablado muchísimo de “Baratero”, el toro de Domingo Hernández indultado el día de San José, en Alba de Tormes. Del perdón de su vida se han generado varios foros, todos ellos con varios puntos de vista.
Para los taurinos, en su mayoría, la decisión del indulto fue justa; para los aficionados, en su mayoría, fue excesiva, pero hay opiniones para todos los gustos. La de este crítico, ya la dejó clara en la crónica que firmó al día siguiente del espectáculo y, su teoría es que un toro para que se indulte debe ser perfecto desde que sale hasta que muere, debe acudir al menos dos veces al caballo, empujar con los riñones. Por supuesto que tampoco juega a su favor que escarbe y “Baratero” escarbó durante varias fases de su lidia. Por lo tanto, como ya se dijo y se explicó fue un gran toro, de mucha calidad, pero el indulto fue un premio excesivo.
Pero de otro “Baratero” uno escuchó mucho hablar, tanto al torero que lo toreó (al que encumbró tras un bajón), como el ganadero (que le hizo figura). Se lidió el 10 de agosto de 1969 y fue al primer toro de Victorino Martín que se le premió con la vuelta al ruedo en Las Ventas.
Entonces, aquel éxito le abrió las puertas al ganadero de Galapagar (que hasta hacía pocos años tuvo la ganadería en la finca salmantina de La Nava de Yeltes –en Retortillo-), que ya se hizo el preferido de Madrid. Al Zamorano Andrés Vázquez, que se encontraba en un momento muy bajo de su carrera, después del “boom” de sus primeros años de matador, lo devolvió a la máxima actualidad y recuperó de nuevo el brío de figura del toreo durante varias temporadas.
Y por cierto, lo picó un ilustre charro, como era el señor Antonio Cáneba “el Rubio viejo”, quien hizo una suerte de forma tan magistral, que al finalizar su labor, toda la plaza de Las Ventas se puso en pie para honrar con una ovación a aquel viejo maestro de los picadores.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com