Hoy es 26 de Septiembre de 2020         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  Tribuna de Salamanca
 
Fecha de Publicación: 23/10/2009

  Enviar a un amigo


                              

 

Alba, siempre Teresa, dice adiós a la Santa hasta 2010

   
 

Alba de Teresa, titulaba hace años el albense Jesús María Corredera a uno de sus libros y no le faltaba razón. Años después, el titulo sigue sin perder ni una pizca de su sentido y a este paso, se hará perpetuo. Alba siempre será de Teresa y ¿por qué no? Teresa será de Alba y también del mundo, pero será difícil igualar la emoción que es capaz de transmitir la Santa a los vecinos de Alba de Tormes. Para ello hay que vivir momentos como el de ayer, o la salida de clausura con motivo de las fiestas de la Transverberación en el mes de agosto.
Como es costumbre, las fiestas llegaron a su fin bajo un intenso frío otoñal que, gracias a la devoción y a la pasión nacidas de la despedida de la patrona, fue más fácil de llevar. Santa Teresa volvió a clausura recibiendo el calor de aproximadamente dos mil vecinos de Alba de Tormes tras haber pasado los últimos ocho días en la iglesia de la Anunciación. Días que habrán sido suficientes para que Teresa haya cogido fuerzas y resiste un año más a la oscuridad, silencio y misterio que puede envolver el convento.
Tendrán que pasar diez meses para que la patrona de la villa vuelva a escuchar los aplausos y los vivas en su honor, las plegarias cara a cara de sus fieles y la admiración de todos aquellos que no la contemplan durante el año. La santa se despidió de sus vecinos recorriendo el tradicional recorrido procesional, acompañada por el melancólico sonido ofrecido por la Banda de Música de Alba de Tormes.
Incluso cuando la procesión parece haber llegado a su fin, se escucharon los últimos piropos dirigidos a Teresa. ¡Guapa! ¡Eres la más guapa de España! grita una mujer que se resistía a despedirse y no fue la única. Finalizó la procesión, la música cesó y fueron muchos los que se agolparon a la puerta del convento para llevarse las rosas y claveles que han adornado la figura de la mística. Las besaron y se agarraron a ella como si su vida dependiera de ese abrazo.
Y es que la entrada en clausura de la Santa puede traducirse como una despedida simbólica de su imagen porque el cuerpo, el brazo izquierdo y el corazón de la santa permanecen todo el año en la iglesia de la Anunciación. Muchos son los fieles que diariamente acuden a rezar delante del sepulcro o de sus dos reliquias más reconocidas. Y es que Santa Teresa esta siempre ahí, no huye, no se esconde durante el año, solo hay que visitarla.
El convento de la Anunciación, donde la imagen permanece en clausura, fue la octava fundación de Teresa de Jesús. Aquí vivió los últimos quince días de su existencia la santa andariega y en una pequeña celda de la parte baja del monasterio tuvieron lugar los solemnes momentos previos a su encuentro con el Señor y en ella murió un cuatro de octubre de 1582. La entrada en clausura supone el final de los actos religiosos y marca el principio del fin de los actos festivos.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com