Hoy es 5 de Julio de 2020         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  La Gaceta
 
Fecha de Publicación: 15/10/2009

  Enviar a un amigo


                              

 

Uno recuerda aquella placita de Santa Teresa por su intimidad y el rollo de jurisdicción después trasladado

   
 

Era una casa “muy grande y disbaratada”, dice la sobria Santa Teresa de la casa que estrenó en Salamanca la víspera de Difuntos de 1570. Había sido de estudiantes, así que la compañera de la andariega temía que hubiese quedado alguno para darlas un susto, pues parece que fueron echados de aquella de mala manera. Domínguez Berrueta, siglos más tarde, aseguró que uno de aquellos era Juan Moriz, que luego fue obispo y hasta impulsó su beatificación. “Casa de severa apariencia, sin más ornamentos que los dos escudos de los Ovalle, a los cuales perteneció”, la describe José Camón Aznar en sus guías turísticas de Salamanca de los años cincuenta. Alfonso Rodríguez González de Ceballos se queja en otra amargamente de que haya perdido la intimidad que tuvo la placita que la acoge. Uno la recuerda vagamente, sobre todo por el rollo de jurisdicción que hubo en ella, luego trasladó al alto del Rollo, como su vecino Maldonado, que estaba en Los Bandos. Ganó una fuente, algo de zona verde y la escultura de Amable Diego, que recuerda desde 1981 que la santa fundó ahí y escribió aquello de “vivo sin vivir en mí”.Venancio Blanco en Alba de Tormes y Damián Villar, junto al Pantano de Santa Teresa, la retrataron también, además de Fernando Mayoral, aunque el de éste duerma en su estudio: una Santa Teresa andando, andariega.
El rastro teresiano en Salamanca se rastrea con facilidad: de la citada casa a otra junto a la calle Doctrinos, de aquí a la calle del Rosario y de ésta a las afueras de la Puerta de Villamayor, donde aún queda la iglesia del desaparecido convento y el nombre de Carmelitas para el paseo que discurre delante de su puerta. Luego están el colegio de la carretera de Zamora y el de la calle Marquesa de Almarza, contemporáneos. El Alba, Teresa de Jesús, está por todas partes, qué le voy a contar: ayer salió de clausura y hoy es su día grande. Y no me olvido, no, de esa inscripción que indica en el dominico Claustro de los Reyes que Santa Teresa tuvo un vínculo especial con esta orden y no faltan referencias a ello, como indica Ricardo Fernández en su “Salamanca sentida”.
En las hemerotecas hay otras referencias: las de los actos religiosos e intervenciones literarias de Tomás Redondo, Elorrieta o Blanca de los Ríos en el III Centenario de la Beatificación, celebrado el 14 de abril de 1914 en Salamanca y Alba, igual que las hay de su investidura “honoris causa” entre el 6 y el 8 de octubre de 1922, con los Reyes de España en Salamanca y Alba. Aquí fueron recibidos por el alcalde, Federico Anaya, y tuvieron como gran anfitrión a Luis Maldonado, promotor de la investidura. La reina Victoria Eugenia recibió un vestido de charra, que se le entregó el 22 de mayo de 1923, que se puede ver en el Museo del Traje o en uno de los cuadros del Salón de Recepciones del Ayuntamiento de Salamanca, aunque yo recomiendo leer el libro de María José Frades “Un cuadro para una reina”. En Alba, los Reyes visitaron la basílica.
El nombre de Santa Teresa va unido a edificios, funerarias, colegios, trabajos agrícolas, parroquias, calles, academias, plazas…, naturalmente a los abogados, que la tienen por patrona, igual que los periodistas y escritores, por ejemplo. Y naturalmente, felicidades a todas las Teresas y Maites.
En tan señalado día se acercan a Salamanca un centenar de especialistas de nueve países europeos, entre los que hay coleccionista de arte textil, profesores de encaje y bordado, investigadores, editores y escritores, todos ellos relacionados con el encaje y bordado (incluida la ex presidenta de la Organización Internacional del Encaje de Aguja, Marianne Stan) que van a recibir una lección magistral de Fely Cañada sobre nuestro traje tradicional. Y también recorrerá la ciudad otra excursión de asistentes al encuentro sobre bordado que ha convocado el Museo del Encaje de Tordesillas. Ya digo, en tan señalado día.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com