Hoy es 28 de Febrero de 2021         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  El Adelanto
 
Fecha de Publicación: 14/06/2009

  Enviar a un amigo


                              

 

TOROS
Otro compás de espera

   
 

Otro compás de espera. El titular se podría rematar con un “y van...”, pero hay que conceder ese compás de espera porque hablamos de paisanos y merece la pena.

Mereció la pena el saludo capotero de Juan Diego, que toreó a la verónica como hacía tiempo que no ligaba un toro. Pero no lo remató con la media que merecía ese racimo de lances merecidos a compás. Mereció la pena la nobleza del toro, una nobleza que Juan Diego quiso aprovechar pronto. Tanto que ya en la primera tanda buscó ligar siete derechazos con el de pecho y el de la firma. Y los ligó con gusto, ritmo y limpieza. Ese querer aprovechar todo tan pronto pudo provocar que el trasteo, siempre correcto, bonito y de buen gusto, se fuera a menos con un final vistoso y con un tres en uno abrochado con farol y el magnífico de pecho Un pinchazo precedió a una estocada contraria que tumbó al animal. El otro, soso parado y desentendido, no le sirvió para casi nada, para nada más que matarlo de perfecto espadazo, que también mereció la pena.

Mereció la pena una notable y asentada tanda de naturales largos que le endilgó Gallo al humillador y asperote quinto. Una tanda que llegó mediada la faena, cuando se perdía ya entre derechazos, recortes de violentas trincheras y más derechazos de trazo corto. Ligó esa tanda y cambió otra vez a la mano diestra y se fue a por la espada. Tal vez para darse un compás de espera y rematarlo el domingo en Madrid. También marcó por derecho, con el refrendo del descabello y paseó dos orejas generosas si se comparan con las que cortó Juan Diego.

En su primero sucedieron pocas cosas positivas. Dejó sin picar a un toro pechudo y bronco, por el simple hecho de que entró dos veces, porque el bicho no sangró ni para un anális. Sorprendido antes de brindar dejó bonitos recortes y luego se perdió entre varios desarmes y algún detalle escaso. Mató bien, y eso merece la pena de cara a Madrid, que ya es el domingo.

Jairo Miguel tuvo dos toros que merecieron la pena. Él, de matador de más joven del mundo, puso de manifiesto su condición de joven y principiantes. Mereció la pena su voluntad por ligar en el tercero y cómo dejó la muleta puesta. Eso y la estocada, que fue perfecta. Lo del sexto, para olvidar. El toro galopó y él nunca encontró su sitio.

Pero, en fin, habrá que dar otro compás de espera.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com