Hoy es 1 de Marzo de 2021         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  El Adelanto
 
Fecha de Publicación: 02/09/2008

  Enviar a un amigo


                              

 

Reportaje
La ermita de Otero se llena de sandías

   
 

Sólo hay 32 días al año en los que el templo se abre En los 31 restantes se realizan eucaristías y rosarios y los participantes son, generalmente, fieles de la Virgen de manto blanco que preside el altar El primer lunes de septiembre, sin embargo, numerosas familias pueblan el lugar

Alba de Tormes
Los albenses no abandonaron, este año tampoco, la tradición. La tarde de ayer, poco a poco, el merendero, se fue llenando de familias y de grupos de jóvenes. El contraste intramuros era brutal. Junto a la ermita, en la parte norte, el terreno está sembrado de sepulturas. Estos días, muchas lucen flores (lirios, magnolias) recién cortadas. Al lado del recuerdo a los familiares que no están, otras familias disfrutan de la merienda. No en vano, el sentido de la muerte para un cristiano originario es de la transición hacia un estado vital mejor. Y, como fase de transición, es más festivo que del que los contemporáneos nos hemos dotado.
La merienda es muy peculiar. Sandías. Los que acudían por allí no saben a ciencia cierta el motivo de que esta fruta protagonice la romería, pero así es. En las mochilas de los romeros no faltaba, obviamente. La merienda campera es la culminación de un día entero de celebración religiosa en la ermita de Otero. Por la mañana, la Virgen a la que está consagrado el templo fue retirada del altar, cubierta por un brillante manto blanco, y llevada en procesión por las cercanías. Después se colocó en unas andas, junto al altar. Por la tarde, los feligreses acudieron a ella para besar su manto o para dejar un donativo que sufrague los gastos que ocasiona el mantenimiento del templo, dependiente de la parroquia de San Pedro de Alba de Tormes. Aunque no siempre fue así.
Originalmente, sobre el siglo XVII, fue la iglesia parroquial del pueblo Martín Valero, de cuyas ruinas ya no queda ni el rastro. Como el término desapareció, Palomares de Alba la conservó y utilizó su muro norte como cementerio. Palomares es, en la actualidad, una pedanía de Alba de Tormes y la antigua parroquia de Palomares fue absorbida por la de San Pedro.
La jornada religiosa incluyó un sorteo de una cesta de alimentos que permanecía la tarde de ayer junto a la Virgen. El Dúo Marfil ofreció un concurso por la noche y a las 12 horas, en el tránsito del ayer al hoy, se ofreció una degustación de chocolate a los asistentes. El tiempo acompañó. A las 19 horas, cuando más gente subía a la ermita, la temperatura era de 29 grados. Por la noche, aunque bajó, no refrescó en exceso.
La ermita de Otero volverá a abrirse en una semana, el lunes 8, cuando se conmemore la natividad de María. Entonces, el programa de actos incluye a las 12 horas la misa y procesión con la Virgen, a las 13 horas, la recepción y vino para cofrades y asistentes; a las 15 horas, una paella popular. A las 22.30 horas, cerrará los festejos una verbena con el Dúo Marfil.
Otros 30 días del año, el templo vuelve a abrir su verja de entrada. El primer día es el 2 de febrero, con la fiesta de Presentación del Señor. Todas las mañanas de mayo, se realiza la subida a la ermita para rezar el rosario y visitar a la Virgen. Los fines de semana, se ofrece desde allí una eucaristía.
La ubicación de la ermita, en lo alto de una loma que controla, al norte, la meseta de Carpio y el Arapil Chico; y al sur la villa y lontananza las sierras de Piedrahíta, Ávila y Béjar, le ha permitido ser testigo de varios aconteceres históricos. Las tropas napoleónicas, por ejemplos, establecieron allí un lugar de observación.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com