Hoy es 22 de Octubre de 2019         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  La Gaceta
 
Fecha de Publicación: 10/08/2008

  Enviar a un amigo


                              

 

Deviajeporsalamanca
La historia sale al encuentro en Alba

   
 

La joyas de la Naturaleza, de la cultura y de la fe, se reúne en las orillas del Tormes a su paso por la villa ducal.

Belleza y encanto se encuentran unidos en la villa ducal para fascinar al visitante. Fue frontera entre cristianos y musulmanes en el siglo X; su fuero data del año 1140, fue entregada como dote de matrimonio por el rey Enrique II de Trastámara en el siglo XIV llegó a la cumbre de su esplendor cultural gracias al mecenazgo del Duque de alba. Teresa de Jesús descansa en ella, en el Monasterio de la Anunciación, en el que falleció el 4 de octubre de 1582 a las nueve de la noche.
Hoy en día visitar sus calles y monumentos supone redescubrir la historia que narran cada una de sus piedras y enclaves. La llegada a la villa se hace cruzando el puente medieval sobre el Tormes, que se levanta sobre los restos de otro de origen romano. A la izquierda queda la llamada isla de Garcilaso, o playas viejas, ubicadas frente a la remozada Casa Molino. A la derecha a unos cientos de metros, se encuentra el acceso a las playas nuevas, que cuentan con unas interesantes vistas sobre la villa. La fértil vega del río permite aquí un descanso a la vista con la amplitud de al lámina de agua y el remanso de sus aguas.
De lo que fuera casa solariega de la estirpe de Alba, hace más de quinientos años, se puede visitar el Torreón, con sus frescos del segundo piso, nacidos de los pinceles del artista italiano Cristóbal Pasín.
Las impresionantes imágenes plasman un total de tres escenas de la Batalla de Mühlerberg, que se desarrolló el 24 de abril de 1547 en esta localidad alemana entre las tropas del emperador Carlos I de España y las de la Liga de Esmalcalda, con el triunfo de las primeras. Fernando Álvarez de Toledo, Duque de Alba, llevó a esta batalla a decisivos 16.000 veteranos de los tercios españoles de los más de 53.000 que combatieron en su bando.
Los reciente trabajos arqueológicos realizados en el perímetro del Torreón permiten al visitante contemplar otras estancias de lo que llegó a ser, más que un castillo, un palacio.
Santa Teresa, vinculada a la villa por la octava fundación que se materializó en 1571, descansa en ella eternamente. Su sepulcro se puede contemplar en el altar mayor de la iglesia de la Anunciación, hasta el que acuden cada año miles de devotos y peregrinos. En la actualidad se han retomado las obras de la Basílica que se encuentra a orillas del río. La primera piedra de este templo se colocó en 1898. Una vista muy completa, de estas y otras muchas maravillas que atesora la villa ducal, como el Pozo de la Nieve, se tiene desde el mirador natural de la ermita de la Virgen de Otero, a la que se accede por un camino que discurre por la margen izquierda del río.

Cómo llegar
Desde Salamanca se accede hasta Alba de Tormes por la C-510 en un recorrido de algo más de veinte kilómetros. El puente que recibe a los visitantes es de origen medieval y fue construido sobre uno de origen romano sobre el que circulaba un ramal de la Calzada Romana de la Plata que unía Piedrahita con la capital salmantina, algunos estudiosos firman que era conocido como puente de San Jerónimo. Para acceder hasta la ermita de Otero se debe tomar un camino situado a mano izquierda junto a la fábrica de tejas que se encuentra cien metros antes de llegar al puente. Una empinada cuesta nos llevará hasta el templo y el mirador.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com