Hoy es 1 de Marzo de 2021         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  El Adelanto
 
Fecha de Publicación: 01/03/2008

  Enviar a un amigo


                              

 

SALAMANCA EN SEPIA
Ver para creer

   
 

Filiberto Villalobos firma este reportaje del globo 'Marte', que en 1902 aterrizó en un pueblo cuyos habitantes no sabían que ya se podía volar
El 25 de octubre de 1902 los habitantes de la pequeña municipio salmantino de Chagarcía Medianero observaron atónitos cómo "podían los hombres cruzar el espacio y volar por los aires como lo hacen las alondras y las trigueras". El globo Marte aterrizó en esa localidad por culpa de un cambio repentino en la dirección del viento, que obligó a los intrépidos aeronautas, pertenecientes al Cuerpo de Ingenieros Militares, a tomar tierra a toda prisa. Sin embargo, el descenso duró bastante más de lo normal por la resistencia de los labriegos a coger el cable que les caía del cielo.
Varios días después del suceso, El Adelanto publicó una divertida crónica firmada por un joven colaborador que poco después abandonaría el periodismo para dedicarse por entero a sus dos grandes pasiones, la medicina y la política. Cuatro años después de escribir aquel artículo montó la primera clínica radiológica de Salamanca y dos décadas más tarde fue nombrado ministro de Instrucción Pública de la II República Española. El plumilla se llamaba Filiberto Villalobos. Disfrútenlo.
El avistamiento
"Un simple cambio de dirección del viento ha hecho célebre a Chagarcía Medianero, y ha dado asunto para que, en las cocinas, en los sótanos, en las tabernas y en las sesiones del concejo, se platique durante el invierno y lo que resta del otoño en todos los pueblos del partido de Alba. En estos, como en todos los demás, despierta interés y expectación y se mira con asombro y curiosidad hasta la presencia de un comisionado de apremio. ¡Qué efecto, pues, no produciría aquella mole inmensa que cruzaba el espacio! Se figurarían las gentes que alguien venía del cielo por mandato divino a anunciar catástrofes terribles, tales como guerras, hambres, inundaciones y sequías, o que por arte del diablo o de brujerías aquello sería algún monstruo que arrebataría los niños de los hogares y los ganados de las majadas. No faltaría tampoco quien en el fin del mundo; pero ninguno se acercaría a la verdad" (El Adelanto, 29 de octubre de 1902).
El aterrizaje
Como ninguno de los paisanos tenía noticia de que el hombre pudiera volar, de primeras se negaron a recoger el cable lanza-do por los aeronautas. Por fin, y tras escuchar las muchas explicaciones dadas por los aventureros desde el extraño aparato, los habitantes de Chagarcía Medianero aceptaron colaborar, aunque seguían pensando que aquello no era asunto de este mundo: "Cuando los gañanes que cogieron el cable del globo vieron en tierra a los aeronautas, les palpaban y les miraban recelosos y atemorizados, y con incredulidad y desconfianza les preguntaban si eran de carne y hueso como los demás hombres. Acaso duden todavía; pero si así no fuera, estarán, por lo menos, en la creencia de que a los ingenieros los han embrujado. Y, es natural que así ocurra, porque un secretario preguntaba con presunción y pedantescas pretenciosas de sabio, si el globo era del sistema Marconi. Y cuando los hombres leídos y escribidos, los que están suscritos a papeles y boletines, confunden un globo con un telégrafo sin hilos, ¿con qué no confundirán lo uno y lo otro los supersticiosos e ignorantes aldeanos, que se pasan la vida sobre el terruño, agarrados a la mancera y guiando a la yunta; y el que más, no ha leído otros libros que el Catecismo del Padre Astete y el Año Cristiano?". Ver para creer... y ni por esas.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com