Hoy es 22 de Octubre de 2019         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  El Adelanto
 
Fecha de Publicación: 16/10/2007

  Enviar a un amigo


                              

 

HISTORIA DEL POP Y DEL ROCK EN SALAMANCA
Hermanos y residentes en Alba

   
 

Los lazos familiares son la clave de la longevidad de Nuevo Amanecer
En cuanto a su origen familiar, se puede decir que en la Salamanca de los setenta existían tres clases de músicos pop. La primera de ellas (mayoritaria) estaba compuesta por estudiantes o trabajadores jóvenes atrapados por el rock and roll sin parientes vinculados con la actividad musical. Otros (Gaby Sánchez, o Román Gasco) procedían de familias de músicos profesionales de la ciudad. Había, por último, un tercer tipo, compuesto por familias que toda la vida se habían dedicado a amenizar bailes rurales (por ejemplo los hermanos Coira).
A esta especie pertenecían los miembros de Nuevo Amanecer, un duradero grupo natural de Alba de Tormes, que fue fundado en 1974. Pedro Aparicio tocaba la batería y su hermano Jesús, conocido también como Susi, el saxo y la guitarra rítmica. Otros tres hermanos Miguel (bajo), Luis (órgano) y Ernesto (guitarra solista) completaban la formación. Por el grupo pasaron también, Deme, que fue fundador pero solamente duró un año, Bienvenido Lagar, conocido como Bienve y Lorenzo Barrado alias Loren, que anteriormente había estado en Júpiter.
De baile en baile
"Aunque ninguno había cumplido 20 años, todos teníamos ya experiencia en tocar por los pueblos acompañados por nuestros padres. Aun así, Nuevo Amanecer supuso para nosotros el primer ensayo como adultos que actuaban sin tutela familiar", asegura Pedro.
Como era común en este tipo de formaciones, sus integrantes lo tenían absolutamente claro. No aspiraban a grabar discos, ni a llegar a los grandes circuitos de Madrid y Barcelona. Ni se les pasaba por la mente obtener la fama y fortuna de unos Rolling Stones, sino nada más vivir modesta y dignamente de una profesión heredada de sus mayores. En consecuencia, desde el principio ajustaron el repertorio a esta modesta aspiración.
"Tocábamos casi exclusivamente música de baile, aunque intentábamos tener un repertorio, una imagen y un equipo instrumental más moderno que el de nuestros ancestros", afirma el batería Pedro. Así que, por supuesto, interpretaban lo que los discos solicitados definían como "alegres rumbas", el impagable pasodoble pá los casaos o las "raciales jotas" que culminaban toda fiesta rural antes de los fuegos artificiales. Pero también canciones de moda o éxitos de grupos como los flamencoides Triana e incluso los rockeros Barricada. "Procurábamos tocar canciones de éxito en español, ya que el inglés no era nuestro fuerte", prosigue.
El equipo que llevaban era el adecuado a estos planteamientos. "Nunca podremos agradecer lo suficiente a Manolo Iglesias las facilidades que siempre nos dio", continúa. Merced a esta colaboración, adquirieron un equipo de voces y un amplificador de órgano (un Farfisa) marca Music Son. Dos grandes Sinmarc servían para amplificar las Guitarras (Ibáñez) y el bajo, mientras que Pedro golpeaba sobre una antidiluviana batería Rapid heredada de su padre. "Años más tarde pude adquirir una Rogers, pero entonces ni soñaba con semejantes lujos", enfatiza. Con este digno "aliño instrumentario" el grupo se recorrió todos los pueblos de la comarca de Alba de Tormes, gran parte del resto de la provincia de Salamanca, así como las de Ávila y Zamora.
Las vinculaciones familiares de los componentes estables explican que, además, hicieran este circuito mucho tiempo, ya que el grupo estuvo en activo nada menos que quince años. Hasta que en 1989 desavenencias personales, derivadas de tantos años de convivencia, hicieron que se disolviera. "Tantas horas juntos, tantas actuaciones seguidas acaban en roces inevitables, afortunadamente muy superados hoy, puntualiza Pedro. En la actualidad, los antiguos compañeros siguen siendo amigos unidos por muchos recuerdos, "Llegamos a ir a Ceuta en la furgoneta del grupo, donde dormimos todos las noches del viaje, simplemente por visitar a Luis, que cumplía allí la mili", aduce.
Pedro, que sigue profesionalmente en la música, recuerda con nostalgia aquellos tiempos. "En la actualidad los músicos nos limitamos a hacer un trabajo, cobrar y volvernos a casa sin haber tenido contacto alguno con la misma gente; que antes nos trataba como a familiares", finaliza.
Al igual que él, la totalidad de los miembros del grupo continúan siendo músicos profesionales, Ernesto y Luis integran la orquesta Colores, mientras que Pedro y Miguel están en Bulevar. Otros antiguos miembros, como Susi, y Deme han pasado por grupos, como King Doubles.
eperiodismo.victor@gmail.com

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com