Hoy es 25 de Febrero de 2020         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  El Adelanto
 
Fecha de Publicación: 16/10/2007

  Enviar a un amigo


                              

 

Una tarde que dará mucho que hablar
El mano a mano de los Capea en Alba, para el que todavía quedan entradas, acapara la atención de los aficionados charros

   
 

Una fecha para la historia
El Toreo es tan maravilloso como sorprendente e inexplicable. A lo largo de la historia existen miles de anécdotas, acontecimientos célebres, hechos y sucesos que han marcado tanto la historia del toreo como la vida y trayectoria de los toreros. Se sabe que los toreros son diferentes al resto de los mortales y esto lo corroboran sus hechos.
Todo esto viene a explicar el significado de una tarde y la decisión de una gran figura del toreo que en tan solo cinco días va a escribir, pase lo que pase, un nuevo suceso a la historia, cuando El Niño de la Capea se presente vestido de luces con un terno de estreno, en la plaza de toros salmantina de Alba de Tormes el próximo sábado, para combatir contra su reflejo en la persona de su hijo. Fecha para el recuerdo, que quedará grabada en el largo historial de una de las grandes figuras de Salamanca y en el recién iniciado de su hijo, y que de lo que sean capaces de conseguir, hará que también lo sea para la historia del toreo.
Un hecho que para Pedro Gutiérrez Moya le está haciendo revivir muchos cosas: "Me recuerda a cuando iba a debutar en Madrid como matador por la similitud de la preparación, inquietud, angustia e ilusión. Todas estas sensaciones me están transportando y rejuveneciendo 35 años atrás"
Dicho así puede parecer exagerado comparar una tarde tan señalada y vital para todos los toreros con una reaparición fugaz, pero hay que entenderlo en el contexto humano en el que se celebra y lo que supone: "Es comparable porque se pasan por la cabeza muchas cosas y además tiene la connotación de la sangre. Me voy a enfrentar a mi mismo en mi prolongación que es mi hijo". Y es precisamente esto lo que más le preocupa: "Es muy duro, me angustia y es lo que más me está costando asimilar".
Teniendo todo esto en cuenta, lo profesional se unirá a lo emocional algo que esperan transmitir a la gente: "Las sensaciones que podamos vivir solo las intuimos. Lo que sé es que le toro manda en mí y es quien marca lo que tengo que hacer. En los festivales posteriores a la decisión de reaparecer, pude probar mis reacciones y me he dado cuenta que se percibían, que el ánimo de la gente iba aumentando".
Lo que supone el toreo para los toreros nadie puede entenderlo si no se vive y se prueba muy de cerca. Es muy difícil explicar muchas decisiones, pero el toreo, cuando uno se siente torero, deja de ser una profesión para convertirse en una forma de vida: "Los toreros cuando creemos que ya no vamos a torear estamos algo muertos y cuando pensamos que vamos a reaparecer, revivimos y nos volvemos a ilusionar".
Y a esto hay que sumar los años que no pasan en falso, por lo que la locura puede cobrar aún mayor rango: "No se hasta cuándo las facultades o la vida nos hará seguir pensando estas cosas, pero todo lo hago por mi carácter. Soy de familia luchadora y eso me caló tan hondo que nada hace dormirme, que luche, que no me conforme nunca y por eso me sale hacer estas locuras".
Siempre que se anuncia un mano a mano se entienden como una rivalidad entre dos toreros, por eso esta corrida no ha sido bien entendida por muchos que piensan que será una simple corrida familiar: "Ningún torero hubiera conseguido esto. Tenía que ser algo emocional, y hacerme torear, el único que lo podía conseguir era Pedro"
Pero no todo acaba aquí porque: "Puede que nos marque un futuro y ese es el riesgo. Tenemos que ser fuertes mentalmente y capaces de discernir lo profesional de lo afectivo sino, nos puede marcar para toda la vida por las consecuencias emocionales, pero ojalá sea para unirnos mucho más".
Y es que se juntaran el maestro y el discípulo en la misma batalla: "Todo es mucho más fuerte de lo que parece y la rivalidad es mucha artísticamente porque hasta ahora he sido el maestro y ahora tengo que demostrar en mis carnes todo lo que he querido que aprenda y él tiene la obligación de demostrarme que ha aprendido todo y que da un paso por encima del maestro. Por eso mi orgullo como torero no dejará que sea una corrida normal ni familiar porque van a saltar chispas y va a ir más haya del mero toreo de siempre".
Se enfrentan dos toreros parecidos pero a la vez muy diferentes por el tiempo en el que se ha desarrollado su vida y los años de diferencia: "Yo cuento con la experiencia y los conocimientos. Él con la frescura que es muy importante porque ayuda a dar un paso mas allá de lo que da la razón, y ése es el mayor problema que veo para poderle ganar la pelea."
El acontecimiento ha despertado una gran expectación e incluso será retransmitida en directo por televisión, por lo que su mayor preocupación es "el no ser fiel a mi mismo, que no se vea a El Niño de la Capea. La gente sabe cómo soy y quiero ser capaz de ilusionarla y que salga de la plaza satisfecha de que ese acontecimiento se haya producido en Salamanca con toreros de la tierra".
Por ello han cuidado todos los detalles para que no falle nada: "Queremos que todo salga bien, de ahí el gran esfuerzo que estoy haciendo para prepararme físicamente porque lo he tenido que hacer a marchar forzadas y tras 12 años de inactividad, la corrida va a ser más seria de lo que la gente se imagina con ganaderías de máxima garantías y se escogió Alba porque su pequeño tamaño crea un ambiente propicio para mantener una tensión necesaria al sentir a la gente más cerca".
Todo hace suponer que la tarde va a ser muy especial y así cumplir con la idea inicial por la que surgió: "Fue idea de Verónica. Yo quería celebrar mis 35 años de alternativa con algo especial, se le ocurrió y como es un cartel nunca visto y sé que para un hijo no hay ilusión más grande que torear con su padre, lo maduré".
Acontecimiento y responsabilidad que no sólo sufren ellos, sino también su familia: " Sobre todo mi esposa pero aunque ahora nos estamos comportando mal porque en esto no le consultamos nada, Carmen entiende perfectamente a un torero, algo dificilísimo para una mujer y más en su caso que somos dos, por eso creo que es un ejemplo muy grande".
Y como segundo protagonista, su hijo El Capea cuyo papel puede parecer fácil, pero nada más lejos de la realidad porque el reto supone torear junto a su maestro en una especie de examen personal de los mas duros: "La primera lección es la preparación porque sin tener que demostrar nada a nadie, el esfuerzo que le supone. Y en la plaza seguro que llegarán muchas más". Y al igual que su progenitor se encuentra con la máxima ilusión e incertidumbre: "Como todo hijo, el padre es un modelo a seguir y más siguiendo su profesión en la que ha sido tan grande. Ojalá embistan los toros para que podamos expresar el toreo como sentimos".

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com