Hoy es 23 de Febrero de 2020         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  La Gaceta
 
Fecha de Publicación: 30/04/2007

  Enviar a un amigo


                              

 

CORRIDA DE TOROS
Y José Tomás aplaudió

   
 

Enrique Ponce corta los máximos trofeos al cuarto de la tarde, de Paulo Caetano, que fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.
ALBA DE TORMES. DOMINGO, 29 DE ABRIL DE 2007
Más de media plaza
6 TOROS DE PAULO CAETANO, desiguales
de presentación y pobres de trapío. El segundo fue pitado en el arrastre. Al cuarto se le premió con la vuelta al ruedo.
ENRIQUE PONCE
Oreja y dos orejas y rabo.
JAVIER CONDE
División de opiniones al saludar y ovación con saludos.
MORENITO DE ARANDA
Oreja y ovación con petición.

A sus pies. De quitarse el sombrero. Ponce es torero, torero y torero. De acuerdo que el toro no era de vuelta al ruedo ni la faena, de rabo. Pero hay que ver la maestría de este hombre que, estando “pochito” a dinero, jamás tira líneas ni, por supuesto, las tres cartas. Los toques oportunos en el momento justo. La distancia adecuada. Sabiduría, inteligencia y maestría se dan la mano en un matador de toros que volvió loca a la afición de Alba.
Excesivo premio. Pero... que nos quiten lo “bailao”. Hasta el mismo José Tomás, que intentaba pasar desapercibido entre el público se levantó a aplaudirlo. Y créame, que eso no lo hace habitualmente. Por algo será. En su toro anterior, sosote y sin vibración alguna, Ponce estuvo. Sin más. Pero cumpliendo. Como siempre. Lo de Javier Conde es para... y no echar ni gota. ¡Qué parafernalia, madre! ¿Pero no habíamos quedado que la belleza del toreo es la naturalidad? Pues al revés. En su primero anduvo con unas desconfianzas que el torito no merecía. Y entre tanda y tanda, no le digo más, que daba tiempo a fumarse un cigarro. Ya con el segundo, llegó el momento del baile, del sí pero no, del pellizco que de tanto pellizcar hace daño. ¡Y de qué forma! Tras una estocada que hizo guardia, un pinchazo y otra estocada, recogió la cariñosa ovación del público. Morenito de Aranda tuvo un saludo capotero vibrante en su primero y, ya con la muleta, se encontró a gusto al natural, ante el novillo, perdón, toro, que embestía como una cosa tonta. Con el que cerró plaza, más bronco ya de salida, tuvo la virtud después de no quitarle la muleta de la cara. Hubo petición. Pero no oreja. En definitiva... Que en la Ducal vimos a dos grandes. Uno en el ruedo. El otro, ovacionándolo desde el tendido

LOS DETALLES
Detalles cuidados. Desde las rayas de picadores, perfectamente delineadas, hasta los acomodadores... todos los detalles estaban primorosamente cuidados.
José Tomás. Fue la gran expectación cuando hizo aparición. También estuvieron los matadores de toros Juan Diego, que tenía previsto torear ayer un festival en Alcorisa (Teruel), pero se suspendió; Manolo Sánchez y El Capea.


   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com