Hoy es 9 de Marzo de 2021         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  Tribuna de Salamanca
 
Fecha de Publicación: 17/10/2005

  Enviar a un amigo


                              

 

Valverde pone un bello colofón a su temporada en una brillante faena
Rodó el sexto toro y la gente abandonó la plaza sin disimular su alegría. No como otras veces. Ayer había tema de conversación y hasta se formaron corrillos de aficionados.

   
 

Unos para hablar bien y analizar felizmente la actuación de Javier Valverde en los dos toros de su lote, aunque más aprovechable en su primero (al que desorejó). También la espectacularidad de El Fandi en banderillas, con su particular derroche de facultades que tiene su culminación en su carrera marcha atrás templando la embestida del toro, hasta que éste se rinde. Entonces, la plaza se vuelve loca de alegría, los mozos gritan «otro, otro, otro...» y las señoras se hartan de aplaudir. Luego, cuando El Fandi coge la muleta ya es otro cantar.

Rivera, de mal a peor
Rivera Ordóñez nunca debió torear esta corrida. Su lugar debió ser ocupado por Eduardo Gallo, por ejemplo, que el pasado año cuajó en esa plaza una actuación memorable, de las más importantes de su todavía corta carrera profesional. Sin embargo, se ignoran los motivos por los cuales no fue acartelado y sí estuviera Rivera Ordóñez, cuyo mérito debió ser el petardo que dio en Salamanca hace un mes.

Ayer, casi lo mismo, pero con la salvedad que el público estuvo con él. En su primero, por ejemplo fue incapaz de parar, templar y mandar, sin dejar quietos los pies en el suelo en ningún pase; sin embargo, el público en cada remate de serie se volvía loco aplaudiéndole sin venir a cuento. Bueno, en ese toro, la vida dio que anduvo mal con la espada, si no –y uno es broma– le corta las orejas sin hacer nada de nada.

Luego, en segundo se mostró muy desconfiado y sin acabar de centrarse, pero como lo mató bien fue obligado a saludar.

El que se llevó la corrida de calle fue Javier Valverde, que triunfó rodeado de paisanos y amigos. Y, además, toreó muy bien, con gusto y clase. Su primer tuvo poca fuerza, pero el charro se mostró muy solvente con la diestra en muletazos largos y templados que tuvieron su justo remate con brillantes pases de pecho. También se lució con la izquierda, donde su toreo alcanzó muy altas cotas. Además, como mató bien cortó dos justas orejas.

El quinto fue muy protestado de salida, pero en el caballo se vino arriba y El Legionario supo medirlo con la maestría de su profesión. El toro, que dio un serio susto al ‘tercero’ Pedro Cebadera en banderillas fue a más y embistió con ritmo y temple . Entonces, Valverde, enseguida lo vio claro y toreó de nuevo con calidad y mucha cadencia, sin ningún agobió y haciendo las cosas en su justo momento. Todo iba de maravilla hasta la hora de matar, que como tantas veces le ha sucedido esta temporada, confundió los terrenos del toro y se hartó de pinchar entre su desesperación y la de los aficionados.

Fue una pena que no sumara más trofeos a su esportón, pero quedó el recuerdo de su buen hacer, que fue lo mejor de la tarde, junto al espectáculo del Fandi.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com