Hoy es 18 de Octubre de 2019         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  Tribuna de Salamanca
 
Fecha de Publicación: 28/10/2006

  Enviar a un amigo


                              

 

LA GLORIETA
Nefasto cierre de temporada en Alba

   
 

Muchos aficionados recordamos con cariño y nostalgia la antigua plaza de toros de Alba de Tormes. Una plaza con un encanto añejo y, muy torera, en la que vivimos muchos y muy buenos acontecimientos y en la que pasamos tardes inolvidables.
Recuerdo también, cuando el alcalde de Alba, Pepe Yáñez, nos dio la noticia de que iba a demoler la plaza de toros antigua y que en el mismo sitio, se iba a construir una más grande, moderna y por encima de todo cubierta. Algo que se veía entonces muy lejano y nada fácil, se hizo realidad gracias al encomiable trabajo, el sano empeño y la buena gestión del alcalde y la Corporación Municipal. Muy grande era la ilusión del alcalde cada vez que nos enseñaba los planos y puntualmente nos informaba de las reformas para las mejoras. El alcalde quería y, lo intentaba por todos los medios, estar plenamente satisfecho y orgulloso de la plaza.
Hasta aquí y reconocer que Pepe Yáñez es un buen alcalde y un buen aficionado a los toros, es algo que ni siquiera en broma puede ponerse en duda.
Pero los que como servidor vivimos el interés que tenía Pepe por conseguir para Alba, una plaza de toros con todos los requisitos para que así se reconociera. Que tuviera en cuenta que las fiestas de Santa Teresa son en octubre, donde normalmente por esa época llueve y hace viento. Que echara la pata para adelante para que fuera una plaza cubierta. Que con tanto y con tan buen empeño todo se consiguiera. Y que lo que al principio fue un gran reto, al final resultara una gran victoria. No entendemos, que en algo conseguido tan por derecho y tan de verdad, se llegaran a producir desaguisados y sorpresas tan de mentira.
No hace mucho un alcalde, Carlos Navarro, como responsable de los festejos taurinos de Tamales, no permitió que en una plaza portátil se lidiaran novillos, que el osado padre de un novillero exigió que se afeitaran. Dios me libre decir que los toros de la corrida de Alba estuvieran afeitados. Ya dije en una ocasión que tenemos la obligación de denunciarlo y que así lo hacemos, pero nunca asegurándolo. Lo que sí puedo decir y digo sin ningún tipo de reparo es que presuntamente sí lo estaban.
Algo que también nos llamó poderosamente la atención, fue cómo pudo lidiarse el tercero de la tarde. Un becerro indigno en cualquier plaza y, por supuesto mucho más, en la gran cubierta plaza de toros de Alba de Tormes. ¡Todavía hoy me cuesta creerlo Pepe Yáñez!
No sé si viste los toros antes de que se lidiaran, pero que permitieras que un atraco así se produjera en la plaza (que me parece lógico consideras tuya por méritos y orgullo), es algo que no acabo de entender, entre otras cosas, porque estoy convencido también, que por derecho, no te mereces esto, sino todo lo contrario algo mucho mejor y muy distinto por tus desvelos.
¿ Cómo se pueden conseguir cuotas tan altas, eventos tan importantes, ser capaz de anunciar y de conseguir a un torero como José Antonio Morante de la Puebla y a dos punteros de la tierra y, luego, se permite dar a esa tan lamentable y nefasta impresión?
Te conozco lo suficiente, como para saber que no te gustó que se lidiara el tercero de la tarde. Algo que dudo es porque tuvo que hacerse. Creo no equivocarme si pienso que en el fondo te llevaste un disgusto y una gran decepción, cuando los que acudieron a (“tu plaza”), sorprendidos e incrédulos, no tuvieron más remedio que, protestar primero, poco por cierto y murmurar después, cuando hizo su aparición en el ruedo aquel churro machísimo, fuera de toda lógica y de deshonra en una plaza de la categoría (“la tuya”).
Conseguiste que viniera Morante de la Puebla y, por eso, que acudieran a Alba y a su plaza muchos aficionados de otros sitios seguidores del torero. Esos, que se rindieron ante un marco tan espléndido, pero que se desmoronaron cuando ante la gran verdad de una plaza comprobaron la gran mentira que en ella se lidiaba. Reconocer es de sabios Pepe Yáñez. La temporada mal que le pese al que sea imbécil, se cerró en Alba de esa mala manera. El imperativo tiene que ser corregir y, tú, por Alba, por los aficionados y por la plaza, tienes la obligación y el deber de conseguirlo.
Qué “pitusa” del Hierro Paniagua es muy buena ganadera y una gran aficionada, es algo, que tampoco nadie debe poner en duda. Sin embargo, permíteme decirte “pitusa” que como responsable de la ganadería, no debiste hacer ni permitir dos cosas. Primera, si de verdad querías debutar en Alba de Tormes con una corrida, esta debería haber sido una gran corrida de toros. Y segunda, jamás deberías haber permitido que se lidiara el tercero de la tarde. Alba de Tormes es tu vecina y como tal se merecía lo mejor.
Me consta que como ganadera tienes orgullo, pero tenías que haberlo sacado y no conformarte con lidiar solamente tres, la mitad, el cincuenta por ciento.
Una vez así las circunstancias, toda la corrida, para la finca y a esperar una ocasión mejor y más digna. No hace falta ser ninguna lumbrera, para imaginarse cómo serían los tres rechazados. Espero no equivocarme, si creo que en el fondo no estás ni mucho menos satisfecha que si pudieras cambiar ahora el rumbo de los acontecimientos lo harías.
Me falta decirles a los empresarios que me consta que suelen hacer las cosas bien, que la próxima vez se esmeren más en cuanto a la presentación de los toros en Alba. Y por último, recordarles a los aficionados, que la corrida de Alba fue de pago.
Que pagasteis por un menú completo y, que de los seis platos, el tercero, os lo colaron escaso, frío y crudo. Que ninguno protestarais lo más mínimo, también llamó con creces la atención. ¡Allá vosotros!
José Antonio Morante de la Puebla no tuvo su tarde. Eduardo Gallo se fajó bien con el segundo de su lote. Y el gran triunfador fue Javier Valverde. Mi única enhorabuena a esa nefasta tarde, sea para él.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com