Hoy es 5 de Julio de 2020         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  Tribuna de Salamanca
 
Fecha de Publicación: 22/10/2006

  Enviar a un amigo


                              

 

Fiestas de Santa Teresa
Salamanca cierra la temporada en Alba

   
 

La plaza de toros de Alba de Tormes se quedó sin papel al sonar los clarines y timbales de la última corrida de la temporada salmantina. No escatimó en esfuerzos el alcalde José Yáñez quien apostó «por quien se lo merece» y así es fácil tener el éxito asegurado.
Alba va cimentando su futuro taurino y poniendo el ejemplo para que otros alcaldes vecinos vayan tomando nota.
Alba apuesta «por lo nuestro», por lo salmantino y así acartelaba a Valverde y a Gallo. Pero también pensó ‘La Ducal’ en la magia, en el duende y en el arte de uno que se siente en el campo charro como Morante por su casa.
La plaza de Alba de Tormes, repleta de salmantinos, estaba deseosa de cantar por morantinas, de disfrutar con el diestro de la marisma y de salir toreando de la plaza. Morante les dejó a medias. No es que el de la Puebla estuviera soso, sólo descafeinado; aunque ya se sabe que cuando la sal rebosa por las venas, lo poco azucarado en él es un merengue de otros. El primer toro de Morante y de la tarde salió fuera de combate del caballo tras empujar bravamente. El de Vellosino acusó el castigo. Morante comenzó parsimonioso, estirándose en la segunda tanda
y toreando de cadera a cadera, despacio y sobre todo muy voluntarioso. Sin embargo la faena y el toro fueron cayendo, sin trasmisión, sin cadencia ni acoplamiento. Terminó de emborronar la primera actuación de la tarde con una cadena de descabellos.
Al segundo lo saludó muy capotero, templando y parando la embestida del de María Luisa Paniagua. Realizó una buena faena, dejando respirar al toro y enlazando uno a uno los pases con la mano izquierda a un toro que se intentó ir a las tablas. Tras media estocada logró cortar una oreja.
Lo de los localismos valdrá en otros sitios, acartelar sin motivo a toreros de la tierra servirá en otras provincias, porque en Salamanca queda claro que con nuestros toreros no vale. Valverde y Gallo han demostrado ser toreros de Ferias. Valverde con su primero fue aplaudido en el recibimiento de capote y en la ejecución de unos quites por delantales afarolados que fueron toque estético marca de la casa. Con la flámula transmitió y llegó al público en la ligazón con la mano izquierda que alternó con tandas por la derecha. Valverde es en sí mismo, mezcla de valor y técnica de los que hizo gala en su primero, al que no cortó las orejas por los tres pinchazos que precedieron a la muerte del animal, pero se llevó a casa las del segundo. El de Las Veguillas estuvo además hábil y resolutivo en el conjunto de la faena a este toro que mató de una gran estocada.
El primero de Eduardo Gallo tenía dos plátanos por cuernos. Gallo lo toreó en una tanda sin moverse que hizo que los espectadores saltaran de sus asientos. De Gallo hay que destacar la templanza y delicadeza con la que coge la muleta, por el medio, sin ventajismos ni trucos. El cornicerrado, gacho y cómodo toro se rajó y quiso huir pero Gallo no lo consintió y le cortó una oreja. Del segundo se llevó una fuerte ovación que hubiera sido de orejas si no le da cinco descabellos. Eduardo demostró con el último de Vellosino que sabe de esto; le plantó una pelea de proximidad, cercanía, poder y sometimiento en la misma parcela del tendido siete en la que el toro se acunó.

   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com