Hoy es 1 de Marzo de 2021         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Comunicativa
    » Alba en la prensa
 
          » Ficha de la Noticia  


  » 
Aparecido en:  La Gaceta
 
Fecha de Publicación: 13/10/2006

  Enviar a un amigo


                              

 

A los pies de la santa andariega desde 1614
La villa ducal realizó hace cuatro siglos el voto por el que se decidía celebrar como día festivo el 5 de octubre, convertido en el 15 a posteriori

   
 

La villa ducal es fiel al movimiento teresiano desde hace cuatro siglos.
Así, en el año 1614 se llevó a cabo el voto de la localidad para celebrar la fiesta de Santa Teresa cada 5 de octubre, fecha del fallecimiento en la villa ducal de la santa andariega. Se llevó a cabo esta dedicación el mismo año en el que comienza a recibir culto oficial la que hasta entonces tan sólo era beata.
Tal como asegura el estudioso carmelita Manuel Diego Sánchez, “el motivo de este gesto está claro que es la presencia de un monasterio carmelita fundado por la misma madre Teresa de Jesús, como el hecho de haber muerto y hallarse su sepulcro dentro de la villa”.
Del voto realizado por la villa ducal queda un ejemplar en el archivo conventual de las Carmelitas Descalzas que hoy en día se encuentra expuesto en el Museo Teresiano. “El gesto de declarar el patronato oficial sobre la villa y el consiguiente carácter feriado de la fiestas anual es absolutamente el primero de los que en tal sentido se cumplirán con relación a Santa Teresa en toda España”, puntualiza Manuel Diego. “El voto de Alba tuvo carácter programático y fue imitado inmediatamente en otros lugares de la geografía nacional, comenzando por la misma ciudad de Salamanca, que lo hizo solo unos días después, el 9 de octubre de 1614”.
La beatificación de la santa andariega se lleva a cabo el 24 de abril de 1614 por el papa Paulo V. Se concedió así a los carmelitas la posibilidad de celebrar “misa y oficio de Santa Teresa el 5 de octubre de cada año”.
El primer año que se celebró esta fiesta fue ese mismo de la concesión y contó además con fiestas religiosas, teatro público, fuegos artificiales y toros.
Los términos del voto a Santa Teresa, según recoge Manuel Diego, son claros: “No sólo se celebrará en la villa ducal la fiesta, sino también en su tierra ha de ser día festivo siempre el 5 de octubre”, y concreta, “han de cesar todos los actos judiciales y las labores ordinarias de días de trabajo”.
La promesa, y la aceptación de estas condiciones, supone la presencia de las autoridades eclesiásticas y civiles e incluye al mismo Duque de Alba, que en carta de 12 de agosto de 1614 al Consistorio de la villa sobre las fiestas de la beatificación señala, “el voto que se ha de hacer tomando por abogada a la Santa Madre quiero que sea general y hacerlo yo en nombre de mi Casa y de esa mi villa y todos mis estados”. Este apunte se recoge en una carta que se conserva en el archivo municipal de Alba y revisada por Manuel Diego.
El motivo del gesto es la presencia de un monasterio carmelita en la villa ducal
DATOS
Ininterrumpido
El voto de fidelidad de la villa ducal a la santa no se ha visto interrumpido nunca, ni siquiera en los años de la República de los siglos XIX y XX y ha permanecido desde el 7 de octubre de 1614.
Traslado de fechas
El Ayuntamiento de Alba de Tormes pidió en el año 1801 al Obispo de Salamanca la confirmación del voto, puesto que la actualización del calendario gregoriano suprimió de un plumazo diez días del calendario. La santa falleció un 5 de octubre de 1582 y la bula de Gregorio XIII desplazó el calendario una decena de días de forma que de ese día se pasó al 15 sin fechas intermedias. Así, la celebración
de las fiestas pasó a ser el día 15 de forma oficial desde ese momento. La confirmación se realizó después para confirmarse el uso ya tradicional del día 15 de octubre como día festivo correspondiente
a la letra y el espíritu del texto original del voto.
Texto original
El texto original del juramento solemne del voto, en forma manuscrita, quedaría en manos del entonces obispo de Salamanca. La orden Carmelitana inicia el proceso de canonización después del de beatificación y en 1615 el procurador de la Causa, Alonso de la Madre de Dios, solicita en Salamanca que se le den varios traslados auténticos del acta original.


   





 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com