Hoy es 22 de Julio de 2018         
English  |   Français Inicio  |  Contacta  |  Regístrate  |  Mapa Web  |  El Tiempo            
Cultural
   » Monumentos / Ficha
 
             » Iglesia de San Juan de la Cruz / Más Información
   

Informe sobre el convento e iglesia PP. Carmelitas
Manuel Diego Sánchez, carmelita

Iglesia y convento de san Juan de la Cruz (siglo XVII)              

La plaza más emblemática de la villa de Alba de Tormes,  Plaza de Santa Teresa, es donde convergen los dos edificios de más sabor carmelitano: la iglesias y conventos de frailes y monjas carmelitas. Posiblemente esto ocurre sólo aquí. No es fácil encontrar disposiciones conventuales semejantes como ésta de Alba. En estos días hemos asistido a la restauración y acondicionamiento de la iglesia de los frailes, que es la primera del mundo dedicada a san Juan de la Cruz después de su beatificación (1675). El convento de Alba fue aprobado en 1678 por la Orden, pero el edificio actual no se terminó hasta el 1696, como consta en la fachada de la iglesia.
Este convento de los frailes carmelitas representa el canon carmelitano de arquitectura en su forma más pura y elaborada, y viene a ser ya de los últimos conventos del antiguo Régimen que se construyeron antes de la desamortización de Mendizábal (1836). De hecho se nota que su planta y disposición es exacta a la de otros conventos cercanos, como es el caso de Fontiveros y Duruelo. Todos ellos tienen la misma traza y estructura. Y es que en el Carmelo había un estilo propio de construcción bien definido y estipulado en sus leyes que había que seguir escrupulosamente.
En Alba de Tormes la presencia de los frailes carmelitas termina oficialmente en dicha exclaustración (1836), aunque varios frailes (pero fuera del edificio conventual) quedaron de capellanes de las monjas carmelitas. El convento e  iglesia pasó al ayuntamiento que le dio el uso de cuartel de la Guardia civil y de escuelas públicas. Así hasta el 1877 en que volvieron los frailes gracias al interés del famoso obispo salmantino Narciso Martínez Izquierdo, y pudieron recuperar con no poco sacrificio económico su antigua morada.
   Por eso, la iglesia que ha sido remozada en estos días y que se ha abierto al público el sábado 4 de octubre 2014, responde estrictamente en sus líneas fundamentales al estilo carmelitano en su estructura arquitectónica, ya que se perdieron todos los retablos y cuadros, no así las imágenes (Virgen del Carmen, San José, Santa Teresa, San Juan de la Cruz... y otras) que fueron conservadas por las monjas carmelitas y devueltas a los frailes en su restauración. Entre las pinturas antiguas, cabe destacar los frescos de las pechinas de la cúpula, representando a San Elías, San José, San Joaquín y Santa Teresa. Casi es imperceptible el valor de un crucifijo del siglo XVII que está colocado en el centro del retablo mayor, debajo de la estatua de la Virgen del Carmen, pero que es de un mérito artístico considerable. Como decíamos, a pesar de no coincidir en su mueblaje interior con la iglesia del siglo XVII,  esta iglesia de Alba representa muy bien el estilo carmelitano en sus líneas austeras, luminosidad, paredes blancas, etc.
   Pero merece la pena recordar el valor de sus retablos actuales en madera sin dorar, confeccionados a finales del siglo XIX por un famoso hermano carpintero y carmelita, Hermano José Ignacio, y costeados por el entonces dueño de la finca de "La Maza". Podemos decir que, aun recuperando las formas clásicas, tienen un gran valor. No digamos los 4 confesionarios, esculpidos a manos en sus tablas exteriores, como también lo era el púlpito, desaparecido en la anterior restauración (1971) y después aprovechado en algunas piezas sueltas del museo conventual.
    En el 1971 desaparecieron de las paredes una colección de escayolas hechas en Valencia sobre temas de la vida de santa Teresa y de San Juan de la Cruz y que se habían colocado en el priorato del p. Miguel de la sagrada Familia, un hombre que remozó todo el convento, y llenó de escayolas tanto la iglesia como la capilla adyacente de la antigua Orden Tercera del Carmen (1929). Una decisión muy discutible por lo recargada que estaba.
    La iglesia actual se presenta ahora totalmente remozada, tratando de eliminar humedades, recibiendo una pintura general y luciendo una magnifica iluminación, un proyecto en el que se han ocupado los Hermanos Reyes de Alba de Tormes, combinando todas las posibilidades que te ofrecen la distribución de focos de luz. Verdaderamente ahora, gracias a la luz indirecta sobre todo el conjunto del edificio (cúpula, bóveda de medio punto, paredes, coro) este templo resalta con nuevo esplendor.
   Se recuerda que las últimas obras de restauración, pintura y adecentamiento del mismo habían ocurrido en los años 1957-1960, 1962, 1971, 1984 y 1997. Siempre se ha tenido una especial preocupación por su mantenimiento.
   Es un recinto además que goza de muy buena acústica, ideal para recitales y conciertos de música y también para otros actos culturales, como el acto magnífico al que asistimos en la jornada de su reapertura al culto. O sea que Alba de Tormes, con esta restauración de iglesia y del claustro de los frailes carmelitas, ha recuperado dos espacios de gran calidad, situados en el centro estratégico de la villa, que no solamente prestan un servicio religioso primordial (que es lo suyo propio), sino que además tienen posibilidades para el desarrollo de otro tipo de actividades (conciertos, conferencias, exposiciones...), aunque respetando la condición del lugar, es decir, preferentemente para actividades que nacen o derivan de la presencia cercana del sepulcro teresiano. No podía haber un sitio más adecuado.
   Los carmelitas descalzos de Alba de Tormes nos alegramos de poder seguir sirviendo a la villa y al turismo internacional teresiano mediante nuestra presencia y a través de este edificio histórico ligado a Juan de la Cruz. Queremos seguir prestando el servicio religioso que nos toca, pero también ese otro servicio cultural vinculado a Teresa y Juan de la Cruz, los dos exponentes máximos de la mística mundial, y a los que esta villa está tan ligada desde siglos.


   
   
   
» Ver horario de misas
   
» Ver Plano Cultural Interactivo
   

 

 


 
Concejalía de Turismo
Plaza Mayor, nº 1
37800 Alba de Tormes (Salamanca)
Tf. y Fax: 923 30 00 24
E-mail: infoturismo@villaalbadetormes.com